EDITORIAL

Por Dr. Matías Manzotti

Investigación en Geriatría: un desafío ineludible
Research in Geriatrics: an unavoidable challenge

En la introducción de los artículos científicos de Geriatría, el referirse al envejecimiento poblacional y los cambios demográficos, es tan trillado como cierto.

También es frecuente relacionar este envejecimiento poblacional y el aumento de la esperanza de vida a los avances en Salud Pública, niveles de vida, crecientes niveles de educación y la evolución de otros aspectos sanitarios.

El cuidado de la salud de las personas mayores se puede brindar mediante el asistencialismo sanitario, la gestión de políticas para las personas mayores y, no menos importante, la investigación en Geriatría.

La frase “quién sólo ve pacientes no hace nada (más que eso)”, fue una de esas expresiones que a uno lo marcan; la escuchaba casi a diario cuando hice la Residencia de Clínica Médica hace años. Quién la repetía era, y sigue siendo, uno de mis referentes en formación médica, el Prof. Dr. Hugo Catalano. Esta frase conlleva implícita la necesidad de ir más allá de lo básico.

En el último año de mi Residencia tuve la oportunidad de realizar una rotación en la Universidad McMaster, (Hamilton, Canadá), en Investigación y Medicina basada en la Evidencia con el Prof. Gordon H. Guyatt, quien fuera el que acuño el término Medicina Basada en la Evidencia a principios de los años ’90. En su serie de más de 35 artículos “the Users’ Guides to the Medical Literature” (Guías de usuarios para la literatura médica), que proporcionaron las bases de los Planes de Estudio de Medicina Basada en la Evidencia en las Facultades de Medicina y los Programas de Residencia nacional e internacional, se destacan las segundas partes agrupadas bajo el título “beyond the basics” (más allá de los conceptos básicos).

Una de las tantas enseñanzas que me dejó esta rotación fue ver cómo estaba organizado el Sistema Sanitario canadiense. En éste, los médicos realizan tanto asistencialismo como investigación. Los investigadores (así sean más reconocidos), deben realizar asistencialismo al menos cierto tiempo al año, y los asistencialistas deben realizar investigación. El sistema está desarrollado para que esto pueda llevarse a cabo, siendo contemplados los aspectos sociales, económicos y laborales de los profesionales de la salud, permitiendo que la Investigación tenga un papel fundamental en cualquier labor que ellos desarrollen.

La excelencia requiere ir más allá de lo básico.

El ser humano se destaca de otros animales, entre otras cosas, por su pensamiento emocional como así también por su capacidad de asombro. Es esta capacidad de sorpresa la que moviliza a buscar las causas o respuestas, y esto constituye, ni más ni menos, que lo que el método científico describe como la generación de hipótesis.

La investigación en Geriatría en Argentina debe buscar la excelencia, es decir, ir más allá de lo básico. Argentina (10%) es el tercer país de Latinoamérica, después de Brasil (57%) y México (13%), respecto a la cantidad de producción científica (datos que se mantienen estables en las publicaciones en PubMed en los últimos 10 años).

La investigación debe tener siempre una finalidad de bien social. La cultura de la investigación tiene una relevancia extraordinaria y debe profesarse desde todos los medios y ámbitos posibles para poder llegar a este objetivo.

Para que sea posible hacer Investigación en Geriatría en nuestro país tendremos que vencer muchas barreras, entre las que se encuentran la falta de financiamiento, el abordaje de la multicomorbilidad de las personas mayores, el manejo de la pérdida de datos (que en esta población puede ser una limitante relevante), la dificultad para darle representatividad a las muestras poblacionales de los estudios de investigación de personas mayores, la necesidad de encontrar problemas de salud no resueltos relevantes para los pacientes y, finalmente, no desistir ante la posibilidad de un rechazo en la publicación de resultados de investigaciones en revistas de alto impacto. Se deberá hacer hincapié en la búsqueda de distintos modos para lograr publicar los datos obtenidos, ya que la publicación de resultados es una parte fundamental del desarrollo científico y contribuye a fortalecer e identificar debilidades en el estado de la salud poblacional.

Con el aumento de la expectativa de vida, la Investigación sobre Envejecimiento encuentra un enorme desafío en centrarse en desenlaces importantes para los adultos mayores, como es la exploración entre las conexiones de la salud y el bienestar como medio para mejorar la calidad de vida (el más importante de los desenlaces en salud para las personas mayores) en los últimos años de la vida.

La mayoría de la gente conoce la importancia de tener una dieta balanceada, ejercitarse, mantener un peso saludable y evitar fumar para prevenir enfermedades y aumentar la longevidad. Pero los investigadores han identificado muchos otros factores (genéticos, conexiones sociales, experiencias de vida temprana e incluso ciertos rasgos de personalidad) que pueden afectar la esperanza y la calidad de vida.

Investigaciones recientes realizadas por investigadores del Instituto Nacional de Envejecimiento de Estados Unidos (National Institute of Aging), están examinando dos aspectos del bienestar: cómo evalúan su vida cotidiana las personas mayores y cómo la viven.

Sin duda, un aspecto que está siendo cada vez más explotado es la Investigación en Gerontotecnología, que está relacionada con el concepto de cómo se vive la vida cotidiana.

El desafío que deberá movilizar futuros esfuerzos será apuntar a formar investigadores, y esta tarea deberá llevarse a cabo, no sólo en ámbitos científicos y societarios sino también en la formación de grado.

Este mes se desarrollará el Congreso Mundial de la IAGG (Asociación Internacional de Gerontología y Geriatría) en San Francisco y, en Buenos Aires, en el año 2021; será una oportunidad única para poder mostrar al mundo la capacidad de realizar investigación en Argentina.

Artículos de la Edición

El papel de las redes de apoyo social frente al desarrollo de trastornos psicofisiológicos asociados a la jubilación

El papel de las redes de apoyo social frente al desarrollo de trastornos psicofisiológicos asociados a la jubilación

RESUMEN

Objetivo: Evaluar la influencia de las redes de apoyo social en el desarrollo de trastornos psicofisiológicos asociados a la jubilación.
Materiales y métodos: Diseño: Estudio “ex post facto”, de carácter retrospectivo, simple. Muestra: 300 adultos mayores autoválidos, de nivel socioeconómico medio, residentes de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y conurbano (Argentina), y que poseían un vínculo laboral estable y formal antes de jubilarse. Instrumentos: Cuestionario de datos sociodemográficos y jubilatorios, Cuestionario de Estado de Salud e Inventario de Recursos Sociales para Ancianos.
Resultados: Quienes consignaron poseer redes de apoyo social con estructuras más completas o encontrarse más  satisfechos con el apoyo que éstas les brindan, manifestaron de forma menos frecuente el desarrollo de trastornos psicofisiológicos asociados a la jubilación.
Por otra parte, la mayor parte de la muestra manifestó no presentar cambios negativos en su salud, y contar con redes sociales con estructuras completas o encontrarse satisfechos con el apoyo recibido.
Discusión y conclusión: Los resultados, aportan evidencia empírica sobre el efecto modulador de las redes de apoyo social frente a situaciones estresantes e indican el surgimiento de un nuevo perfil de jubilado. Así, se señala la necesidad de seguir generando espacios de inclusión para los adultos mayores que favorezcan el desarrollo de sus redes de apoyo social y la construcción de roles alternativos frente a los cambios que conlleva la vejez.

Palabras claves: jubilación – salud- redes de apoyo social – adultos mayores

The role of social support networks in the development of psychophysiological disorders associated with retirement

ABSTRACT

Objective: To evaluate the influence of social support networks on the development of psychophysiological disorders associated with retirement.
Materials and methods: Design: simple retrospective “ex post facto” design was used. Sample: 300 non-dependent middle class seniors, living in Buenos Aires City and influence areas (Argentina) and who used to have a stable and formal employment before retiring.
Instruments: Sociodemographic and retirement questionnaire, Health status questionnaire and Social Resources inventory for the elderly.
Results: Those who reported having social support networks with more complete structures or being more satisfied with the support received, manifested less frequently the development of psychophysiological disorders associated with retirement. Also, most of the sample reported no negative changes in their health, and have social networks with complete structures or be satisfied with the support received.
Discussion and conclusion: The results provide empirical evidence on the modulating effect of social networks for the coping of stressful situations, and indicate the emergence of a new profile of retirees. It is pointed out the need to continue generating spaces of inclusion for the older adults that favor the development of their social support networks and the construction of alternative roles to address the changes that old age brings.

Key words: retirement – health – social support network- elderly

Finitud y envejecimiento. Un análisis sobre las representaciones de la propia muerte y los significados del más allá

Finitud y envejecimiento. Un análisis sobre las representaciones de la propia muerte y los significados del más allá

RESUMEN

Este trabajo propone una reflexión sobre cómo las personas de mediana y cuarta edad construyen su horizonte de finitud en un mundo que concibe a la muerte como una cuestión técnica, efímera, secular y privada. El objetivo de la ponencia es presentar algunos resultados de mi tesis doctoral. Se trata de un estudio cualitativo y exploratorio que se estructura en torno a dos ejes: a) la construcción de un canon de muerte ideal y; b) las creencias que adultos y ancianos tienen sobre el mas allá. El análisis se realizó a partir de 44 entrevistas biográficas realizadas a personas nacidas entre 1957 y 1972 (cohorte joven) y entre 1917 y 1932 (cohorte vieja). El trabajo de campo se efectuó en el Área Metropolitana de Buenos Aires entre los años 2009 y 2012. Los resultados muestran que existe un canon invariante a ambas cohortes que rechazan el sufrimiento como dimensión ontológica. Las diferencias se asocian a posiciones “típicas” del curso vital y están ligadas a una mayor inquietud por las condiciones del morir en los ancianos y, a una preocupación por ver concretado el crecimiento de los hijos en las personas de mediana edad. El más allá fue representado, o bien al modo de una vida extraterrenal, anclada en la reencarnación, el reencuentro con seres queridos, la continuidad espiritual o la resurrección, o bien su existencia fue rechazada con escepticismo. Es importante destacar que, aquellos que no creen en una continuidad, simbolizan su trascendencia a través de hijos, nietos y/o bisnietos.

Palabras clave: ancianidad, finitud, mediana edad, muerte, representaciones

Finitude and aging. An analysis about representations of one’s own death and the meanings of the afterlife

ABSTRACT

This work reflects on how people in middle and fourth age envision their horizon of finitude in a world that understands death as a technical, brief, secular, and private matter. The aim of this paper is to present some results of my doctoral thesis. This is a qualitative, exploratory study structured around two core ideas, a) The construction of an ideal death, and b) The beliefs of adults and elderly people regarding the afterlife. The analysis is based on 44 biographic interviews conducted with people born between 1957 and 1972 (young cohort), and between 1917 and 1932 (old cohort). The field work was done in the Metropolitan Area of Buenos Aires between 2009 and 2012. Findings show that there is an ideal, with no variation in both cohorts, which rejects suffering as an ontological dimension of death. Differences are associated to “typical” stances of life course, and they are linked to a greater interest about the conditions under which the elderly die, and a concern, among middle-aged people, over seeing their children become adults. The afterlife was representedas a supernatural life, either linked to reincarnation, meeting loved ones again, spiritual continuity, or resurrection; or, in contrast, the existence of the afterlife was rejected skeptically. It should be noted that those who do not believe in continuity, consider children, grandchildren and/or great-grandchildren as their symbol of transcendence.

Keywords: old age, finitude, middle age, death, representations

Hipertensión arterial en adultos mayores. Tratamiento según comorbilidades y daño de órganos

Hipertensión arterial en adultos mayores. Tratamiento según comorbilidades y daño de órganos

RESUMEN

La hipertensión arterial en el adulto mayor es, en todas sus formas de presentación (sistólica, diastólica, media, sistólica aislada), un factor de riesgo independiente para insuficiencia cardíaca, accidente cerebrovascular, cardiopatía isquémica, insuficiencia renal y, en general, daño de todos los órganos diana. La hipertensión sistólica en este grupo etario es la de mayor prevalencia y fue considerada, hasta hace poco más de tres décadas y por muchos autores, como un mecanismo de adaptación que permitía una correcta presión de perfusión tisular. Antes de 1990, quedó demostrado su efecto deletéreo y los beneficios del tratamiento. En el presente trabajo, se efectúa una extensa revisión del tema, haciendo notar que, especialmente en este grupo etario, el registro tensional debe efectuarse en ambos miembros superiores, buscando siempre la presencia de hipotensión ortostática que puede llevar a serios daños cuando no se conoce su existencia. Se destaca el tratamiento no farmacológico, se desecha la existencia de una droga universal de primera elección y se remarca la necesidad de adaptar la terapéutica farmacológica a las comorbilidades que el paciente presentara, en general usando asociaciones de fármacos para evitar dosis altas de monodrogas. Se ejemplifican en veintiséis situaciones de hipertensión arterial asociada a comorbilidades, la elección y contraindicación de fármacos.

Palabras clave: hipertensión arterial, adulto mayor, hipertensión sistólica aislada, comorbilidades

Hypertension in the elderly. Therapy to the patient’s comorbidities is prioritized

ABSTRACT

All forms of hypertension clinical presentation In the elderly (systolic, diastolic, mean, and isolated systolic hypertension), are independent risk factor for heart failure, stroke, ischemic heart disease and failure, renal failure and all target organs damage . The isolated systolic hypertension in this age group is the one with the highest prevalence and it was considered until just over three decades ago by many authors as an adaptation in order to preserve a correct tissue perfusion. Since 1990, its deleterious effect and the benefits of treatment were demonstrated. In the present work, an extensive review of this problem is carried out. The arterial pressure must be recorded in both arms, always looking for the presence of orthostatic hypotension, which can cause serious damage when its existence is unknown.
Non-pharmacological treatment is remarked. The existence of a first-line universal drug is ruled out, and the need to adapt pharmacological therapy to the patient’s comorbidities is prioritized, generally using drug associations in order to avoid high doses of the same drug. The choice and contraindication of different drugs is exemplified in twenty-six situations of comorbidities associated with hypertension in elderly population.

Keywords: hypertension, elderly, isolated systolic hypertension, comorbidities

Administración de Ampicilina – Sulbactam por vía subcutánea en un adulto mayor en Cuidados Paliativos

Administración de Ampicilina – Sulbactam por vía subcutánea en un adulto mayor en Cuidados Paliativos

RESUMEN

La búsqueda de vías alternativas para la administración de antibióticos surge de la necesidad de mantener la calidad de vida y el confort del paciente. Se analizaron, en un caso, los efectos adversos y la presencia de dolor en el sitio de administración subcutánea de AMS, según el diluyente utilizado. También se evaluaron los cambios en el comienzo y la duración de la analgesia cuando los rescates de morfina coincidían con la administración de AMS. No se registraron efectos adversos locales ni dolor en el sitio de administración, independientemente del diluyente utilizado, y tampoco se objetivaron cambios en el tiempo de inicio y duración de la analgesia cuando los rescates de morfina coincidían con la administración de AMS.

Palabras clave: Ampicilina Sulbactam, vía subcutánea, Cuidados Paliativos

Subcutaneous administration of Ampicilina – Sulbactam to an elderly under palliative care

ABSTRACT

The search for alternative procedures for administrating antibiotics, rises from the need to keep the patient´s quality of life and his comfort. It was analyzed, in one case, the probable adverse effects and the presence of pain in the site of the subcutaneous administration of AMS, depending on the type of diluent used. It was also evaluated the changes at the beginning of analgesia when coinciding the morphine rescues and the AMS administration. There were not reported local adverse effects or pain at the site of administration, regardless of the diluent used, neither changes in onset time and duration of analgesia when morphine rescues and AMS administration coincided.

Key words: Ampicilina Sulbactam, subcutaneous administration, Palliative Care

Consejo Editorial

 

CONSEJO EDITORIAL

Editor en Jefe

Adriana M. A. Alfano

Doctora en Medicina, UBA.
Miembro del Consorcio Electrónico del Consejo de Certificación de Profesionales Médicos de la Academia Nacional de Medicina. Auditora de Establecimientos para Personas mayores de la CABA, Bs. As., Argentina


Comité Editorial

José Ricardo Jauregui

Doctor en Medicina. Profesor Adjunto Departamento de Ciencias de la Salud, Universidad Nacional de La Matanza; Director y Fundador de la Unidad de Investigación en Biología del Envejecimiento (UIBE) del Hospital Italiano de San Justo Agustín Rocca. Director de Gestión Asistencial Nuevo Hogar Ledor Vador, Bs. As., Argentina

Matias Manzotti

Profesor Adjunto en la Maestría en Gestión de Servicios de Gerontología de la Universidad Isalud. Médico Coordinador del Área de Geriatría del Servicio de Clínica Médica del Hospital Alemán, Bs. As., Argentina

Margarita R. Murgieri

Doctora en Medicina-Magíster en Gerontología Social Aplicada (Universidad de Barcelona). Subgerente Operativa, Hogar Martín Rodríguez, dependiente de la DGSD de la Secretaría de Tercera Edad, Ministerio de Hábitat y Desarrollo Humano de CABA, Bs. As., Argentina

Julio Berreta

Profesor Regular Adjunto De Fisiología y Biofísica de la Facultad de Medicina de la Universidad de Buenos Aires. Jefe de Terapia Intensiva del
Hospital Dr. Carlos Bonorino Udaondo, Bs. As., Argentina

María Inés Passanante

Doctora en Sociología. Asesora del Instituto para el matrimonio y familia de la Pontificia Universidad Católica Argentina (UCA) Bs. As., Argentina

Dr. José Luis Amorone

Médico especialista en Urología – Consultor de la Sociedad Argentina de Urología Jefe del Servicio de Urología. Hospital Aeronáutico Central Máster en Gestión Sanitaria. Universidad de Barcelona Director del Programa de Actualización en Urología Oncológica, Departamento de Graduados, Facultad de Medicina, Universidad de Buenos Aires.


Comité Asesor Científico

Edgar Aguilera Gaona

Medico Geriatra en Instituto de Previsión Social, IPS, Paraguay

Ricardo Allegri

Doctor en Ciencias Médicas y Profesor de Neurología (UBA), Jefe de Neurología Cognitiva, Neuropsiquiatría y Neuropsicología (Fleni) Bs. As., Argentina

Haydeé Andrés

Psicogeriatra. Profesora Consulta Adjunta del Dpto. de Salud Mental de la Facultad de Medicina de la UBA, Bs. As., Argentina

Antonio A. Burgueño Torijano

Médico especialista en Medicina Preventiva, Hospital General Universitario Gregorio Marañón, España

Luis Manuel Cornejo Alemán

Profesor Asociado. Departamento de Salud Pública y Medicina Comunitaria. Tufts University School of Medicine,
Boston Massachussetts. Médico especialista, Servicio de Geriatría, Hospital Irma de Lourdes Tzanetatos, Caja de Seguro Social, Panamá.

Carmen Lucía Curcio Borrero

Doctora en Gerontología. Grupo de Investigaciones en Gerontología y Geriatría, Facultad de Ciencias para la Salud, Universidad de Caldas, Colombia

Gustavo Duque

Doctor en Medicina, Jefe Departamento de Medicina Interna y Director del Instituto Australiano de Ciencias Músculo-esqueléticas Universidad de Melbourne y Western Health, Australia

Fernando Gómez Montes

Profesor Titular, Sección de Geriatría Clínica. División de Medicina Interna. Departamento Clínico Quirúrgico. Programa de Medicina. Facultad de Ciencias para la Salud. Universidad de Caldas. Director grupo de Investigación en Gerontología y Geriatría. Grupo A Colciencias. Universidad de Caldas, Colombia

Luis Gutiérrez Robledo

Doctor en Ciencias Médicas por la Universidad de Burdeos, Especialista en Geriatría por la Universidad de Grenoble y Director General Instituto Nacional de Geriatría de los Institutos Nacionales de Salud de México, México

Marianela F. de Hekman

Médica geriatra. Centro do envelhecimento hosp. moinhos de vento, Hospital São Lucas – PUC -RS, Brasil

Roberto Kaplan

Director de la Carrera de Especialista en Geriatría, UBA-Medico Consultor, Clínica Médica, Hospital Italiano, Bs.As., Argentina

Rafael Kohanoff

Director Técnico INTI – Centro de Salud y Discapacidad, Bs. As., Argentina

Roberto Lourenco

Doctorado, Instituto de Medicina Social, Universidad do Estado do Rio de Janeiro Academia Latinoamericana de Medicina del Adulto Mayor (ALMA), Miembro del Comité Ejecutivo, Brasil

Juan Florencio Macías Nuñez

Profesor Director de la Cátedra Hipertensión y Riesgo Cardiovascular. Geriatría. Fundación Iberoamericana para la Prevención de las Enfermedades Renales y Cardiovasculares (FIIPERVA) Facultad de Medicina, Universidad de Salamanca, España

Carlos Musso

Doctor en Medicina, Prof. de Fisiología Humana de Instituto Universitario del Hospital Italiano de Bs. As., Jefe de las áreas de diálisis peritoneal y fisiología clínica del Servicio de Nefrología del Hospital Italiano de Bs. As., Argentina

Clever R. Nieto Ferreira

Médico geriatra- Miembro fiscalizador de la Soc. Uruguaya de Gerontología y Geriatría, Uruguay- Council Member IAGG

M. Julieta Oddone

Profesora Titular de Sociología de la Vejez en la Facultad de Ciencias Sociales de la UBA- y de la Carrera de Relaciones del Trabajo. Investigadora Principal del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas de la Nación Argentina (CONICET) Bs. As., Argentina

Federico M. Pérgola

Profesor consulto adjunto de la Facultad de Medicina de Buenos Aires, Argentina

Carlos J. Regazzoni

Doctor en Medicina. Director del Instituto Nacional de Servicios Sociales para Jubilados y Pensionados, Bs.As., Argentina

Leocadio Rodríguez Mañas

Doctor por la Universidad Autónoma de Madrid Profesor Titular de Geriatría en la Universidad Europea de Madrid Jefe de Servicio de Geriatría, Hospital Universitario de Getafe, España

Susana Rubinstein

Licenciada en Terapia Ocupacional. Directora Nacional de Políticas para Adultos Mayores. Secretaría Nacional de Niñez, Adolescencia y Familia. Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, Bs.As., Argentina.

Marcelo Schapira

Director Carrera de Especialista en Geriatría, UBA. Jefe de la Unidad de Evaluación Funcional de Anciano Sección Geriatría Hospital Italiano, Bs.As., Argentina

Enrique Vega García

Master en Salud Pública y Envejecimiento. Institución académica: Instituto Superior de Ciencias Médicas de La Habana. Asesor regional de Envejecimiento y Salud Organización Panamericana de la Salud / Organización Mundial de la Salud, Cuba

José Manuel Ribera Casado

Catedrático Emérito de Geriatría de la Facultad de Medicina de la Universidad Complutense de Madrid y el de Académico de Número de la Real Academia Nacional de Medicina, España

Comisión Directiva 2015-2017

Presidente:Prof. Dr. José R. Jauregui
Vicepresidente:Prof. Dra. Margarita R. Murgieri
Vicepresidente Gerontológico:Prof. Dra. Julieta Oddone
Secretario General:Dra. Sara Iajnuk
Tesorero:Prof. Dra. Natalia Soengas
Secretario de Actas:Dr. Julio N. Nemerovsky
Vocales Titulares:Dr. Hugo A. Schifis
Lic. Héctor Larrea
Prof. Dr Moisés Schapira
Mg. Jorge J. Schifis
Dra. Mg. Romina Rubin
Dr. Daniel Martínez
Dr. Roberto Gavazzi
Prof. Dra. Adriana M. A. Alfano
Dr. Ricardo A. Blanco
Dra. Patricia C. Casanova
Dr. Mariano Quezel
Vocales Suplentes:Prof. Dr. Héctor D. Martínez Crossetto
Lic. Viviana Lugo
Dr. Carlos Engel
Consejo de Ex Presidentes:Prof. Dr. Federico Pérgola
Prof. Dr. Roberto Kaplan
Dr. Isidoro Fainstein
Dr. Hugo A. Schifis
Comisión de Ética 2012-2017:Prof. Dr. Federico Pérgola
Prof. Dra. Haydeé Andrés
Prof. Dr. Héctor A. Figini
Prof. Dr. Carlos M. Miguel
Prof. Dr. Julio A. Berreta
Reglamento de Publicaciones

REGLAMENTO DE PUBLICACIONES DE LA REVISTA ARGENTINA DE GERONTOLOGÍA Y GERIATRÍA

La Revista Argentina de Gerontología y Geriatría (RAGG) es el órgano de difusión de la Sociedad Argentina de Gerontología y Geriatría (SAGG).
Desde el año 2016, la RAGG adoptó el formato digital y publica contribuciones originales que se relacionan con el ámbito de la Medicina Geriátrica, la Gerontología y temas relacionados. Acepta trabajos redactados en español y, eventualmente, en inglés o portugués. La edición electrónica de la Revista Argentina de Gerontología y Geriatría se encuentra en la siguiente dirección: www.sagg.org.ar/ragg.
Para información más detallada, consultar el REGLAMENTO DE PUBLICACIONES DE LA S.A.G.G. en la siguiente dirección: www.sagg.org.ar/ragg

Notas Preliminares

Ética Editorial

La decisión de aceptar o rechazar un trabajo se basa estrictamente en un proceso de revisión por pares o colegas (peer review), árbitros (referees) o revisores (reviewers). La revista adhiere a las recomendaciones del Comité Internacional de Editores de Revistas Médicas y cumple los Requisitos de Uniformidad para Manuscritos enviados a Revistas Biomédicas (documento disponible en: www.icmje.org).

Responsabilidades del autor

1. Carta de Presentación

Todo manuscrito deberá estar acompañado por una carta de presentación firmada por todos los autores en la que se especifique a qué categoría pertenece el artículo.
Si alguna parte del manuscrito ha sido publicada o remitida a otro medio (por ejemplo, tablas o ilustraciones), esta información deberá ser consignada y los autores tendrán que presentar los permisos de publicación correspondientes.

2. Financiación y Conflicto de Intereses

Los autores deben indicar cualquier interés financiero directo o indirecto que puedan tener relación con el manuscrito presentado, debiendo autorizar a la Revista Argentina de Gerontología y Geriatría la publicación de dicha información si así lo consideran los editores. A los autores que declaren algún interés financiero se les pedirá que firmen una Declaración de Conflicto de Intereses.

3. Bioética

Los autores deben garantizar que toda investigación experimental realizada con humanos en el trabajo se haya obtenido con consentimiento informado y que se hayan respetado las pautas éticas de la institución a la que pertenecen y de la Declaración de Helsinki de 1975, con la revisión de octubre del 2000 (disponible en: http://www.wma.net/e/policy/b3.htm – versión en inglés y español). En caso de ensayos clínicos controlados, deberá seguirse la normativa CONSORT, disponible en: http://www.consortstatement.org; mientras que, si se trata de una evaluación de performance diagnóstica, hay que seguir la normativa STARD, disponible en: http://www.stard-statement.org/. Si se presentan trabajos de experimentación con animales, deberán explicitarse las condiciones de trabajos con los mismos y la autorización o pautas de manejo de los animales emanados por una institución oficial o privada, o bien las pautas de leyes internacionales o del país/estado de origen del trabajo.

4. Originalidad

El envío de un trabajo a la RAGG para su evaluación implica: a) que dicho trabajo no haya sido publicado previamente (excepto en forma de resumen o como parte de una tesis); b) que dicho trabajo no se encuentre bajo consideración de publicación en ninguna otra revista o medio de divulgación científica; y c) que su publicación haya sido aprobada por todos los autores y coautores del trabajo, así como también por la institución en la que se ha desarrollado.

5. Plagio

Todos los manuscritos recibidos en la RAGG se procesan de forma automática a través de un programa ad-hoc antes de someterse a la revisión por pares.

Requisitos para la publicación

6. Copyright

Una vez aceptado el artículo, se solicitará al autor responsable que complete un «Acuerdo de publicación en la revista. Se le enviará un mensaje de correo electrónico confirmando la recepción del manuscrito y adjuntando el documento de dicho acuerdo. La Revista Argentina de Gerontología y Geriatría es de acceso libre (Open Access).
El autor transferirá el copyright a la Sociedad.
Si se incluyen pasajes de otros trabajos con copyright, el/los autor/es debe/n obtener la autorización por escrito de los titulares del mismo y mencionar la/s fuente/s del artículo.

Preparación

7. Envío de manuscritos

Los manuscritos deben enviarse por e-mail a ragg@sagg.org.ar, en formato PDF.

8. Normas específicas para cada Sección

El Comité Editorial de la RAGG considerará para su publicación trabajos relacionados con Medicina Geriátrica, Gerontología y temas afines a la Especialidad.
Los autores deberán adecuar los trabajos remitidos, de acuerdo con sus objetivos, a las siguientes categorías:
a) Originales
b) Revisión de tema
c) Comunicaciones
d) Monografías
e) Informe de Caso o Serie de casos
f) Carta Científica
g) Cartas al Editor y Respuesta

a) Originales

Los trabajos deberán presentar nueva información relevante basada en la descripción y/o evaluación estadística de casos propios a partir de investigaciones originales. El cuerpo del trabajo no debe superar las 4500 palabras, no puede contener más de 20 figuras y el número máximo de autores será de 6 gerontólogos y/o geriatras.
La organización del manuscrito es la siguiente:

I. Resumen:

Debe ser lo suficientemente claro e informativo para permitir la comprensión del trabajo; ser estructurado, con un máximo de 250 palabras y estar dividido en 5 partes: Objetivo; Materiales y Métodos; Resultados; Discusión y Conclusión; presentar de 3 a 5 palabras clave; y no utilizar abreviaturas ni citas bibliográficas. En todos los casos deberá elaborarse un resumen en inglés (abstract) de similar extensión e idéntica segmentación a la versión en español. Es decir, debe dividirse en: Objective (Purpose); Materials and Methods; Results; Discussion y Conclusion; y presentar de 3 a 5 keywords.

II. Introducción:

Consta de tres partes. La primera define el problema, la segunda hace un breve recuento de lo que se conoce respecto del problema y en la tercera parte se exponen los objetivos del trabajo, teniendo en cuenta lo desarrollado en los párrafos anteriores.

III. Materiales y Métodos:

Se indican claramente los criterios de selección de los sujetos incluidos en el trabajo. El protocolo debe ser expuesto claramente, teniendo en cuenta los datos que son útiles para el trabajo.
Si se trata de un trabajo no clínico, deben describirse las características completas de los sujetos en estudio, ya que la experiencia debe poder ser reproducida en su totalidad.

IV. Resultados:

Todos los resultados en relación con el trabajo se exponen de manera clara y lógica, comprendiendo también los resultados negativos. Si se utilizan tablas, éstas y el texto no deben repetir la información. Se utiliza el tiempo pasado. En esta Sección deberán incluirse las ilustraciones pertinentes a la casuística analizada/estudiada.

V. Discusión:

Se discuten tanto los materiales como los métodos, y se examina la validez de los resultados.

VI. Conclusión:

Se resumen brevemente los resultados del estudio y sus consecuencias. Estos deben desprenderse rigurosamente de la casuística analizada.

VII. Bibliografía:

No puede superar las 50 citas bibliográficas. (Consultar apartado Citas Bibliográficas)

b) Revisión de Tema

Actualización de un tema o técnica que abarque los últimos conceptos referentes a aspectos clínicos o gerontológicos. Es un artículo basado en la descripción de la experiencia del autor en un tema determinado, fundamentado en una sólida revisión bibliográfica. Además, integran esta categoría los trabajos sobre temas anexos (legislación, ejercicio profesional, etc.). El resumen no debe estar estructurado y no puede superar las 250 palabras.
En él se plantean el objetivo y las partes esenciales. Es necesaria la elaboración de un resumen en inglés (abstract). Deben presentarse hasta 5 palabras clave (keywords) y el cuerpo del trabajo no debe superar las 3000 palabras.
Las citas bibliográficas no excederán las 70 y sólo se podrán incluir hasta 15 figuras. El número máximo de autores será de 6 geriatras y/o gerontólogos.

c) Comunicaciones

Hallazgos diagnósticos, observaciones epidemiológicas, resultados terapéuticos, efectos adversos, trabajos preliminares o cualquier otro evento que por su importancia ameriten ser comunicados. El material debe organizarse de la siguiente manera: resumen no estructurado o estructurado (máximo: 250 palabras), y entre 3 y 5 palabras clave (en castellano e inglés), introducción, descripción sintética de las observaciones y discusión breve. No es necesaria una conclusión. Las figuras no deben superar las 6. Las referencias bibliográficas no deben ser más de 15. El cuerpo del artículo no debe superar las 2000 palabras y el número máximo de autores será de 6 geriatras y/o gerontólogos.

d) Monografías

Descripción y tratamiento especial de determinada parte de la Medicina Geriátrica y/o de la Gerontología y/o de algún tema en particular, referido a la Especialidad. Las referencias bibliográficas y los textos deben ser relativamente breves. Hay que elaborar un resumen no estructurado en castellano e inglés de hasta 250 palabras, y se deben incluir de 3 a 5 palabras clave/keywords. El cuerpo del trabajo no debe superar las 3000 palabras y no puede contener más de 15 figuras. Se permiten hasta 50 citas bibliográficas y el número máximo de autores será de 6 geriatras y/o gerontólogos.

e) Informe de caso o serie de casos 

Contendrán título (en español e inglés, en los que no se indicará el diagnóstico final), autores, resúmenes (no más de 150 palabras) en español e inglés, palabras clave en ambas lenguas y estarán compuestos por presentación del caso, discusión clínica, justificando la presentación del mismo por infrecuencia, valor etiológico, pronóstico, diagnóstico, terapéutico, por la importancia del diagnóstico diferencial. No podrán superar las 2.000 palabras, hasta dos tablas o figuras y no más de 15 referencias. Resumen no estructurado.

f) Carta Científica

Narración no estructurada de un caso clínico o gerontogeriátrico, dirigida al Editor. Debe contener una introducción donde conste el objetivo, un desarrollo corto y la evolución del caso. No incluirá resumen, conclusión o tablas, ni tampoco palabras clave. La extensión del manuscrito no podrá superar las 1000 palabras. Se aceptarán hasta 4 figuras y las citas bibliográficas no deberán superar las 10. El número máximo de autores será de 6 geriatras y/o gerontólogos. Ante la recepción de un caso clínico, el Editor podrá recomendar esta modalidad de presentación cuando lo considere oportuno.

g) Cartas al Editor y Respuesta

Trabajo relativamente breve que expresa el juicio personal del/los autor/es sobre un determinado tópico controvertido, o bien críticas o discrepancias con artículos publicados en la RAGG, elaboradas de manera constructiva, objetiva y educativa. Las cartas deberán aclarar, en el marco del derecho a réplica, los puntos controvertidos del artículo o tema en cuestión. Este tipo de artículo no lleva resumen ni palabras clave y el cuerpo del texto no puede superar las 700 palabras.
Puede contener hasta 2 figuras y 5 citas bibliográficas. El número máximo de autores será de 3 geriatras y/o gerontólogos.
• Presentación de Caso (Case Report): relatos de casos raros por su forma de presentación, escasa frecuencia o asociación inusual con otra entidad.

9. Estructura de los Trabajos

I. Página de Título (Primera Página)

Esta página debe incluir el título del artículo (en castellano y en inglés), los nombres de los autores y la dirección (incluyendo código postal) de la institución donde se desarrolló el trabajo. A su vez, deberá identificarse al autor para el envío de correspondencia indicando dirección, teléfono y e-mail. En este documento deberá incluirse el texto relativo a la Contribución de Autoría y especificar si existe Conflicto de Intereses y/o Financiación. Los Reconocimientos a personas, por colaboración en el estudio o la preparación del manuscrito, así como a Centros o Entidades que hayan apoyado la elaboración del trabajo, podrán incluirse en esta página.

II. Página de Título “Ciega” (Segunda Página)

El texto del manuscrito deberá comenzar por el nombre de la sección a la que corresponde y el título del trabajo sin el nombre de los autores, a fin de ser usada en el proceso de revisión por pares (peer review).
El texto del manuscrito deberá organizarse de acuerdo a la categoría a la que este corresponda.

III. Resumen – Abstract

Excepto la Carta al Editor y la Carta Científica, todos los artículos deberán incluir un resumen/abstract. En el caso de los originales, dicho resumen deberá segmentarse acorde con lo expuesto anteriormente en este Reglamento, en el apartado de Originales. En las otras categorías, el resumen/abstract correspondientes no requieren segmentación (es decir, no habría que dividirlo en Objetivo, Materiales y Métodos, etc.).

IV. Palabras Claves – Keywords

Excepto en la Carta al Editor y la Carta Científica todos los artículos deben incluir entre 3 y 5 palabras clave, en español e inglés, e incluirse en la Página de Título “Ciega”.

V. Citas Bibliográficas

Las citas deben escribirse a doble espacio comenzando en página separada y tienen que estar numeradas consecutivamente de acuerdo con el orden en que aparecen en el texto. Todas las citas que aparezcan listadas en las citas bibliográficas deben indefectiblemente estar incluidas como referencia en el texto.
Dichas citas deberán escribirse en superíndice (por ejemplo,21) y aparecerán al final de la frase que contenga información a referenciar. En caso de citarse los nombres de los autores, la cita deberá incluirse inmediatamente después de estos (por ejemplo, Fustinoni, O. et al.4).
Las referencias deben numerarse en forma consecutiva, en el mismo orden en que son citadas por primera vez en el texto. En las referencias donde se citan seis o menos autores, deben figurar todos ellos con apellido e inicial del nombre. En caso de ser siete o más autores, sólo los seis primeros deben identificarse y luego deben ir seguidos de et al. El título de las revistas citadas deberá abreviarse acorde al Index Medicus MEDLINE (disponible en: http://www.ncbi.nlm. nih.gov/pubmed). A manera de ejemplo, suministramos las maneras correctas de citar:

• Artículo de Revista
José Gutiérrez Rodríguez, Marta Alonso Álvarez, Carmen Varela Suárez, Juan José Solano Jaurrieta. Factores de riesgo asociados a deterioro funcional en el anciano tras su consulta en un servicio de urgencias. Rev Mult Gerontol 1999; 9:139-146.

• Capítulo de Libro
Henrich, WL. Diálisis. México McGraw-Hill Interamericana; 2001. P94 Chamoles N, García Erro, M. Los errores congénitos del metabolismo. En Sica REP, Muchnik S. Clínica Neurológica. Buenos Aires: La Prensa Médica; 2003. p 173-202.

• Libro Completo
Risgven MK, Bond D. Gerontology and leadership skills for nurses. 20 ed. Albany (NY): Delmar Publishers; 1996.

• Las citas de resúmenes bibliográficos, editoriales y cartas al editor deben aclarar su origen: Spargo PM, Manners JM. DDVAP and open heart surgery (letter). Anaesthesia. 1989; 44:363-4. Fuhrman SA, Joiner KA. Binding of the third component of complement 3 by Toxoplasma gondii (abstract). Clin Res. 1987;35:475ª

• Cita de Revista Online
Friedman SA. Preclamsia: a review of the role of postaglandins. Obstet Gynecol (serial online). January 1988; 71:22-37. Available from: BRS Information Technologies, McLean VA. [consultado Dec 1990]

• Cita de Base de Datos
EARSS: the European Antimicrobial Resistance Surveillance System [Internet].Bilthoven (Netherlands): RIVM. 2001 – 2005 [cited 2007 Feb 1]. Available from: http://www.rivm.nl/earss/.

• Cita de Página Web
Gostin LO. Drug use and HIV/AIDS (JAMA HIV/AIDS website) June 1, 1996. Updated (Actualizado): june 26, 1997.

Para más información en relación con otras fuentes citables (por ejemplo: actas de conferencia, artículo presentado en conferencia, etc.), se recomienda consultar las Normas de Vancouver (pueden consultarse en http://www.icmje.org).

VI. Tablas

Deben asociarse con un breve título descriptivo y numerarse  en el orden en el que aparecen en el texto. Las abreviaturas deben aclararse en una nota al pie. Deben ser “autoexplicativas” y no duplicar datos suministrados en el texto o las figuras. Las referencias bibliográficas deben numerarse en secuencia con las del texto. Si se utilizan datos procedentes de otra fuente, publicada o inédita, hay que solicitar la autorización por escrito a la revista o editorial fuente y reconocer su origen.

VII. Figuras o Ilustraciones

Se aceptarán las figuras o ilustraciones indicadas en cada categoría. El número de la figura debe coincidir con el número asignado en el texto y se asigna de forma correlativa.
Las fotos, figuras o ilustraciones deben ser enviadas mediante soporte digital. Las mismas tendrán que contar con una resolución igual o mayor a 800x600 píxeles (300 dpi), en formato JPG. La medida mínima de ancho es de 8.5 cm y el máximo de 17.5 cm.
Dentro del Word se pueden incluir las imágenes para ver la ubicación en el trabajo, pero tendrán que ser enviadas también por separado ser de excelente resolución y uniformes en tamaño.

VIII. Epígrafes

Cada figura deberá acompañarse de su respectivo epígrafe, deben escribirse en la misma hoja del manuscrito, a doble espacio como el resto del texto. En caso de referencias bibliográficas en las leyendas de las figuras, deben numerarse en secuencia con las del texto.

IX. Estadística

Describir los métodos estadísticos con detalle suficiente  para que el lector, versado en el tema y que tenga acceso a los datos originales, pueda verificar los resultados presentados. En lo posible, cuantificar los hallazgos y presentarlos con indicadores apropiados de error o incertidumbre de la medición. Analizar la elegibilidad de los sujetos de experimentación y dar los detalles del proceso de aleatorización.

Presentación de los trabajos

I. Texto

El texto debe estar escrito a doble espacio (incluidas las citas bibliográficas, tablas/gráficos, pies de figuras y comentarios a pie de página). Si se utilizan abreviaturas o iniciales, estas deben estar previamente explicadas en el texto. Las páginas deben numerarse desde la portada. El nombre de los autores debe aparecer sólo en la primera página.
Las drogas y sustancias químicas deben referirse por su nombre genérico y no por su nombre comercial.

II. Abreviaturas y Acrónimos

Defina las abreviaturas y acrónimos al comienzo del texto, empleando primero la palabra completa seguida de la abreviatura entre paréntesis: por ejemplo, Valoración Geriátrica Integral (VGI).

Después de aceptado el trabajo

Pruebas de autor

Se enviará un conjunto de pruebas de página (en archivos PDF) por correo electrónico al autor encargado de la correspondencia. Si no desea utilizar la función de anotaciones en PDF, puede enumerar las correcciones (incluidas las respuestas del formulario de dudas) y enviarlas a la RAGG por correo electrónico. En esta fase solamente se considerarán cambios significativos en el artículo que fue aceptado para su publicación con el permiso del Director. Es importante asegurarse de que todas las correcciones se nos envían de vuelta en una comunicación: compruébelo minuciosamente antes de responder.