Cuidados Paliativos en Personas Mayores

 

Coordinadora: Dra. Wanda Gisbert

Médica Geriatra, Gerontóloga Comunitaria e Institucional, Certificada en Cuidados Paliativos (AAMYCP), Clínica Médica, Auditora Médica

 

 

 

 

 

Secretaria: M.T. María Reina Guillemi

Musicoterapeuta, 1ª Promoción Diplomatura Bienal en Gerontología (S.A.G.G.)

 

 

 

 

 

 

Miembros:

Secretaria: Dra. María del Carmen Fernández

Médica Geriatra, Gerontóloga Comunitaria e Institucional, Paliativista, Clínica Médica

 

 

 

 

 

 

Lic. Clara Cullen

Lic. en Enfermería, Jefa de Enfermería de la Unidad de Cuidados Paliativos del hospital Tornú

 

 

 

 

Lic. Paola Ortíz

Asistente Social, Paliativista y actualmente cursando la Diplomatura Bienal en Gerontología

 


CUIDADOS PALIATIVOS, UNA DEUDA SOCIAL PENDIENTE

 

Siendo la SAGG el órgano de referencia para los gerontólogos y  geriatras del país, propiciando  a nivel nacional el cuidado integral de la persona mayor, consideramos este capítulo de sumo interés para nuestros asociados.

Cumplimos  una vez más con la agenda de las políticas públicas  que asumió Argentina sobre los cuidados paliativos frente a los organismos internacionales.

La Organización Mundial de la Salud  OMS – “Estima que anualmente 40 millones de personas necesitan cuidados paliativos y tan solo un 14% de las personas que necesitan asistencia paliativa la reciben.

Una asistencia paliativa temprana reduce las hospitalizaciones innecesarias y el uso de los servicios de salud.

La necesidad mundial de cuidados paliativos seguirá aumentando como consecuencia de la creciente carga que representan las enfermedades no transmisibles y del proceso de envejecimiento de la población.”

A nivel mundial, deben superarse varios obstáculos considerables para atender la necesidad insatisfecha de asistencia paliativa:

  • es frecuente que las políticas y sistemas nacionales de salud no contemplen ninguna medida sobre asistencia paliativa.

  • la formación en cuidados paliativos ofrecida a los profesionales de la salud suele ser escasa o nula.

  • el acceso de la población a analgésicos opiáceos es insuficiente y no cumple las convenciones internacionales sobre acceso a medicamentos esenciales.

Los siguientes son otros obstáculos a tener en cuanta frente a la asistencia paliativa:

  • desconocimiento, entre los planificadores de políticas, los profesionales de la salud y el público, del concepto de asistencia paliativa y los beneficios que esta puede ofrecer a los pacientes y a los sistemas de salud;

  • obstáculos culturales y sociales (tales como creencias sobre la muerte y el hecho de morir);

  • errores de concepto sobre la asistencia paliativa (por ejemplo, que solo se proporciona a pacientes con cáncer, o en las últimas semanas de vida);

  • errores de concepto según los cuales un mejor acceso a los analgésicos opiáceos determinará un aumento de la toxicomanía.

En el 2014, fue la primera resolución de ámbito mundial sobre cuidados paliativos (resolución 67.19 de la Asamblea Mundial de la Salud)  instándose a la OMS y a sus Estados miembros a mejorar el acceso a los cuidados paliativos como componente central de los sistemas de salud, haciendo hincapié en la atención primaria y la atención comunitaria y domiciliaria.

En el 2015, la Organización Panamericana de la Salud (OPS), la Organización de los Estados Americanos (OEA), junto con la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), realizaron un llamado a la acción a los gobiernos de las Américas, las agencias interamericanas y de Naciones Unidas y socios estratégicos en todos los ámbitos para implementar la Convención Interamericana sobre la Protección de los Derechos Humanos de las Personas Mayores, aprobada en junio de este año.

En el 2017 ARGENTINA ratifica su compromiso en la OEA de brindar CP a los adultos mayores en la CONVENCIÓN INTERAMERICANA SOBRE LA PROTECCIÓN DE LOS DERECHOS HUMANOS DE LAS PERSONAS MAYORES.”

Quedando explícito en el capítulo 1 artículo 2  los “Cuidados paliativos”: como La atención y cuidado activo, integral e interdisciplinario de pacientes cuya enfermedad no responde a un tratamiento curativo o sufren dolores evitables, a fin de mejorar su calidad de vida hasta el fin de sus días. Implica una atención primordial al control del dolor, de otros síntomas y de los problemas sociales, psicológicos y espirituales de la persona mayor. Abarcan al paciente, su entorno y su familia. Afirman la vida y consideran la muerte como un proceso normal; no la aceleran ni retrasan”.

Los cuidados paliativos, son integrales, abarcan la esfera física, mental, emocional, social y espiritual de las personas que se encuentran con una enfermedad avanzada, crónica, progresiva e irreversible; muchas veces con una muerte previsible a corto plazo.

Con los objetivos de propiciar la autonomía, brindar bienestar y dignidad al enfermo y a su núcleo afectivo, su familia,  se brindan estos cuidados interdisciplinarios.”

Desarrollarlos en nuestro país es un compromiso de todos.

 

Dra. Wanda Gisbert